La semana pasada recibí un correo electrónico de Natalia.

Nacho, estoy harta de que todos los meses me lleguen un montón de recibos devueltos. Por un lado rompen mi previsión de facturación y por otro lado, el banco me cruje a comisiones.

Natalia (gerente de gimnasio)

¿Cómo puedo solucionar esto?

Evidentemente le respondí al correo cómo lo hago yo en todos los gimnasios que asesoro y pensé que quizás, podía interesar a más gerentes.

¿Quieres saber la respuesta?

Pues haciendo remesas bancarias a la tarjeta de crédito, y me dijo:

  • ¿pero esto es posible?

Y le respondí con otra pregunta:

  • ¿cómo pagas Netflix o Spotify? 😉

Claro que se puede, le respondí, lo único que necesitas es tener un software que te lo permita.

En este vídeo te lo explico con detalle y más abajo podrás leer todas las formas que existen para cobrar la cuota de tus clientes.

Yo las divido en dos:

Cuotas no recurrentes

Son aquellas cuotas que si el cliente no va al gimnasio no cobras. Era el medio que más se utilizaba antes, pero actualmente es una pérdida de tiempo y dinero seguir haciéndolo así.

El cobro en efectivo está muy bien para evadir impuestos, pero esa no es nuestra misión como gerentes.

Lo que buscamos es que el cliente se sienta comprometido y nosotros tengamos una garantía de pago.

Por eso, el cobro con tarjeta de crédito con TPV físico es la opción más recomendada para las ventas impulsivas.

Cuotas recurrentes 

En este tipo de cuotas, le cobramos al cliente venga o no venga al gimnasio.

Hay dos tipos:

Remesa a la cuenta bancaria

Es muy buena opción, pero tiene muchos inconvenientes: el clientes puede devolver el recibo, las devoluciones son muy costosas, las gestión de las devoluciones son tediosas, normalmente el cliente no lleva el número de cuenta encima y en qué nos vemos de que nos lo dé.

Remesa a la tarjeta de crédito

En mi opinión, esta es la mejor opción con diferencia.

Tienes muchas ventajas:

  • No tienes gastos de devolución
  • No te pueden devolver los cargos
  • Es muy sencilla y eficaz la gestión de los no cobros
  • Todo el mundo lleva encima la tarjeta de crédito
  • Cada vez la gente está más acostumbrado a pagar con tarjeta de crédito

El único inconveniente es que necesitas un software que te permita esta forma de cobro. A mí, el que más me gusta es Deporweb.

Deja un comentario